El Bolsón, senderismo en el Maule, Chile.

Esta necesaria escapada al Parque Nacional 7 tazas, la organizamos con una pareja de amigos “Brújula y Tenedor”  específicamente para hacer el sendero el Bolsón, conectarnos con la naturaleza y descubrir más la región del Maule.

Porque entre pandemia, cuarentenas y plan paso a paso cada vez se hace más difícil salir a disfrutar de la naturaleza! Y en nuestro caso particular, una vez que descubrimos que en ella está la cura a todos nuestros males, ahogos y tristezas, definitivamente ya no conseguimos vivir sin hacer actividades al aire libre.

Cómo llegar al Parque Nacional Siete Tazas

Lo primero fue dirigirnos hacia la comuna de Molina, donde se encuentra el Parque Nacional radal 7 tazas. 

En auto

Tomar ruta hacia la comuna de Molina y luego dirección hacia Parque Inglés(como se le llama al sector final de Parque Nacional radal 7 tazas). El camino es asfaltado los primeros 25 kms luego desde el sector Radal donde está un puesto de Carabineros hay ripio por 11 km más, por lo que autos muy bajos pueden tener dificultades para subir.

En transporte público

Desde Molina existe transporte público directo al Parque: buses Hernández: hernandez@gmail.com, 752491179 y 752521303.

Parque Nacional Radal 7 tazas

El Parque Nacional Radal 7 tazas, es un lugar precioso, súper familiar con senderos para todas las edades y gustos.

Hace un par de años ya lo habíamos visitado y en ese viaje tuvimos la posibilidad de conocer El mirador Salto de la novia de (acceso gratuito), el mirador a las famosas 7 tazas y el sendero Salto La leona. 

Pero esta vez queríamos más aventura y  fuimos directo al sector llamado Parque Inglés (más arriba de las siete tazas) a realizar uno de los trekking más largos y agotadores del circuito, el sendero el Bolsón.

Sin mucha información, con varios kilitos de más post cuarentena, con una mochila con todo lo necesario y con cero condición física, nos aventuramos a caminar por 11.7 kms montaña arriba. Así tendríamos la experiencia de dormir en un valle cordillerano sacado de cuentos, a los pies de la alucinante formación rocosa “El colmillo del Diablo” ¿Cómo lo hicimos? Aquí les contamos más.

Sendero El Bolsón

Para subir al Bolsón actualmente existe mucha demanda. Normalmente los cupos para acampar son de 80 personas y 80 personas para subir por el día, pero actualmente con el Covid-19 se redujo a 36 personas para acampar y 24 por el día.

Por este motivo el día que quieras subir, es necesario sacar tu número en la caseta del Camping Rocas Basálticas dónde se encuentran los encargados del camping el Bolsón, la concesionaria Valdokko. La entrega de números comienza a las 7:00 am pero en los tiempos que fuimos nosotros, había gente haciendo fila incluso desde la noche anterior!

Recomendación: Si es posible, evitar la visita el fin de semana por la alta demanda.

Rocas Basálticas sector Parque Inglés (abiertos de lunes a viernes de 8:00 a 23:00 hrs) Precios por persona por noche $ 7.000 adultos y $ 3.500 niños y 3era edad.

Camping Rocas Basálticas y alrededores

Cómo viajamos desde Santiago y era imposible hacer la fila desde esa hora de la mañana, decidimos viajar el día anterior y dormir una noche en el camping Rocas Basálticas.

Durante ese día aprovechamos a recorrer la zona del camping que tiene acceso a unas pozas de agua preciosas solo para residentes (o sea personas que están hospedando en el camping), también dentro del camping existe una ruta llamada cinco tazas, que no alcanzamos a visitar por tiempo, pero la recomiendan mucho.

Además a poco metros del camping se encuentra en sector público llamado Playa de los hippies con acceso totalmente liberado, y un escenario de rocas y pozones de agua transparentes dignos de un buen chapuzón. 

En el camping cada sitio cuenta con una mesa, no hay electricidad y no se puede llevar mascotas, ni hacer fuego, solo está permitido el uso de cocinillas. Además existe un sector de baños mixtos con duchas y agua potable. Si viajas en auto cada sitio tiene espacio para estacionarlo ahí mismo y si subes al Bolsón te permiten dejar el auto en un estacionamiento cerrado, sin cobro adicional.

Una vez instalados en el camping estábamos listos para levantarnos muy temprano y a eso de las 6:00 AM, empezar a hacer la fila para obtener un cupo y subir al bolsón. Para nuestra suerte era día viernes y cuando nos pusimos a la fila a las 6:20 de la mañana todavía quedaban cupos!, pero habían más de 15 personas frente a nosotros, y no estábamos seguros si alguna de esas personas estaban cuidando el puesto a alguien, por lo que por algunos momento temimos quedarnos fuera.

Esperamos unos 45 minutos y a eso de las 7:05 AM llegó Don Enrique, el encargado de repartir los números y por fin logramos obtener el nuestro! Ese día incluso sobraron cupos en la mañana, pero nos contaban que hay otros días, sobre todo los fines de semana en que la gente pelea por un espacio, y al pobre Don Enrique “le sacan hasta la madre” según sus propias palabras. Por suerte no nos tocó pasar ningún mal rato (Además de levantarnos temprano) y luego de tener nuestro números pagamos nuestra estadía de 1 noche en el camping el Bolsón.

Duración y dificultad del trekking

El sendero el Bolsón es uno de los más hermosos de la región del Maule.  Tiene una dificultad media- alta y una duración de 4 horas solo ida (11.7 kms), pero nosotros lo hicimos en 6 horas, porque hacía mucho calor, llevábamos mochilas, paramos en cada riachuelo que encontramos e insisto estamos con cero condición física.

En nuestro caso llevamos las mochilas porque queríamos acampar una vez llegando arriba, pero también se puede subir y bajar en el mismo día sin acampar, lo que te va a permitir estar más liviano sin cargar el peso de 8-10 kilos de una mochila, pero también va a ser muy agotador! porque caminar casi 24 kilómetros en uno solo día no lo hace cualquiera.

Mi experiencia en el sendero El Bolsón

A eso de las 8.30 AM recién se abren las puertas de Conaf para comenzar a realizar cualquier de sus senderos que inician desde el sector llamado Parque Inglés (casi en frente al camping Rocas Basálticas). Ahí te debes registrar y pagar la entrada al parque de $ 3.100 pesos, es importante siempre registrarse cuando vas a caminar por la montaña y nunca ir solo por cualquier accidente que tengas.

Desde ahí comenzaría nuestra aventura de 11.7 kms y 4 horas de caminata (según el tiempo estimado de Conaf). En nuestro caso cometimos un error, y ese fue relajarnos mucho y comenzar a caminar muy tarde. Empezamos aproximadamente a las 10:30 AM , horario en que empezaba un gran calor de 35 grados, el que nos hizo que todo el trayecto fuera mucho más difícil.

Recomendación: Empiecen temprano! si es posible apenas abran la puerta de Conaf a las 8:30 AM.

El sendero está súper bien delimitado en todo momento, y cada kilómetro está marcado con un palo de madera verde que indica en cuál kilometro estás, además de varios letreros que van indicando cuantas horas faltan para llegar. Por otra parte el paisaje en general es bastante seco, pero a ratos aparecen los bosques nativos que ayudan mucho a aliviar el calor, además de algunos riachuelos desde el km 5 en adelante, perfectos para rellenar tus botellas y refrescarte.

La fauna de la zona como en la mayor parte de Chile es escurridiza, pero igualmente tuvimos la suerte de ver una pequeña culebrita, algunas lagartijas y varias parejas de pájaros carpinteros que picaban los troncos viejos, así que mantente atento a los sonidos del bosque que los pájaros carpinteros pueden estar muy cerca. (fue muy rápido y muy difícil fotografiarlos)

Los últimos kilómetros, diría que desde el 9 en adelante, se empieza a sentir mucho la falta de sombra, los bosques con pájaros carpinteros cambian por hermosos valles con pequeños arbustos que no cubren el sol. Luego a partir del Km 10 aproximadamente empieza una subida más pronunciada que se siente que no acaba nunca y varios caminos de piedras sueltas, ideales para torcerse un pie, así que cuidado en esta última parte! y a ponerle el último esfuerzo que falta poco.

Una vez que llegas al KM 11 ya tienes las primeras vistas alucinantes del Colmillo del diablo que te hacen sentir chiquito y te reciben recordándote que todo el esfuerzo que hiciste valió la pena. ¡Bienvenido al Bolsón!

riachuelo al frente y montaña atrás

Llegamos y nos recibió Brian, el cuidador de la zona, quién vive ahí desde septiembre a mayo, nos felicitó por llegar, nos contó de las instalaciones y nos asignó un sitio, con la mejor vista! Así con las poquitas energías que nos quedaban armamos la carpa y descansamos un rato para retomar fuerzas.

Atención: Por el momento y la situación pandémica solo es posible acampar una noche arriba en fines de semana, y días de semanas si hay cupos es conversable y más flexible.

Los sitios no están delimitados, hay baños de hombres y mujeres, duchas y agua potable. Al igual que en el camping anterior está prohibido hacer fuego y es necesario llevar una cocinilla si quieres preparar tu comida. No hay luz y debes llevarte toda tu basura contigo. 

El Bolsón (abierto de lunes a viernes de 8:30 a 13:00 hrs para subir) No está permitido subir después de este horario. Precios por persona por noche $ 7.000 adultos y $ 3.500 niños y 3era edad. Al momento de pagarlo te entregan una pulsera que indica que puedes subir y acampar arriba.

En medio del descanso llegaron unos caballos hermosos con sus pelos al viento, y empezaron a comer frente a nuestro ojos haciendo del paisaje un cuento.

Qué ver en el Bolsón

A pesar de cansancio, mi espíritu explorador no para y quise ir a conocer inmediatamente las “Cascadas gemelas” (a 10 minutos caminando desde el camping). Este paisaje me dejó con la boca abierta, la verdad no había querido ver muchas fotos para sorprenderme y lo conseguí! Me traslade completamente a el paraíso, con cascadas de agua sonando, aguas de color turquesa cristalinas que da hasta para ver peces y el colmillo del diablo de fondo imponente y mágico. Ese día no me bañé porque eran más de las seis de la tarde y estaba empezando a bajar el sol.

Al otro día fuimos a conocer el “Salto del Indio” apróx 20 minutos, caminando cerro arriba desde el camping.

Una vez arriba se puede ver la grandeza del valle, llegar hasta el inicio de la cascada y darse un baño en las aguas congeladas que trae el río Claro, antes de caer y convertirse en un hermoso salto de agua. Nunca entendimos como se podía bajar, pero desde arriba vimos personas caminando entre las rocas abajo, así que de seguro es posible hacerlo.

Regresamos a las Cascadas Gemelas y nos dimos ese ansiado chapuzón! confirmando que sí, el agua es muy fría! lo que no es tan malo, porque así la gente no se queda remojando todo el rato en el agua y hay espacio suficiente para bañarte y nadar por los minutos que aguante tu cuerpo. No pudimos estar mucho más porque ya teníamos que emprender el viaje de vuelta antes de que se nos hiciera de noche.

Así empezamos el regreso agradecidos de haber conocido este pequeño paraíso en medio de las montañas. Y prometiendo volver algún día! para seguir descubriendo otros lugares que nos quedaron pendientes, como subir a la cima del colmillo del diablo, caminar montaña arriba hasta la “Laguna de las ánimas” 8 horas (ida y vuelta) o hacer la “Ruta del indio” (2 horas ida y vuelta).

Puedes encontrar más información sobre el Parque Nacional Radal 7 tazas en el sitio oficial de Conaf . Si necesitas más información sobre el camping Rocas Basálticas y el sendero El Bolsón escribe al correo ehernandez@valdokko.com.

Si te gustó este artículo también te puede interesar Senderismo al Glaciar El Morado, en el Cajón del Maipo.

Si te gustó! Comparte este post

Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

Una respuesta

Los comentarios están cerrados.

También te puede interesar

@arecorrrerelmundo